jueves, 19 de enero de 2017

SUPER CYBORG (I)

Bienvenidos a Youngblood Godoy: the early years, blog dedicado a dibujos y tebeos de mi infancia y adolescencia y su contexto histórico y artístico... O sea, de dónde los copié. Porque ya lo decían Aristóteles en su Poética y Jack Kirby en Shop Talk de Will Eisner: aprendemos por imitación, como los monos.

"De mayor voy a ser dibujante de cómics y voy a ser millonario"

Empecemos con... ¡SUPER CYBORG!, cómic de superhéroes cuya génesis fue este dibujo robobélico a pilot y rotuladores de 1994 (nací en diciembre de 1985, así que por aquel entonces debía tener unos ocho añitos). Todos los dibujos están escaneados a escala 1:1, haz clic con el botón derecho para abrir en una nueva pestaña o ventana y ampliar a topeH.


Sin despreciar la influencia de diversos robores de la cultura popular de los 80 y los 90, desde los Transformers a Terminator, la principal motivación de Super Cyborg vino de uno de los tebeos más preciados de mi niñez. 


Spider-man, con guión enmedio, era una colección bimestral de 48 páginas publicada por Forum a principios de los 90. El número 11, de 1992, recopilaba el tercer y cuarto episodios de Revenge of the sinister six, saga escrita y dibujada por Erik Larsen. A Larsen lo conocía por la serie regular del mismo personaje (Spiderman sin guión enmedio), pero aquel Larsen, con guiones de David Michelinie y embellecido por entintadores como Randy Emberlin...


...no era el mismo Larsen que Larsen en solitario. 


El acabado gráfico era distinto, el trazo más suelto (a plumilla, más fácil de imitar con el pilot que yo usaba) y, por el argumento, el tono y el ritmo, este Spider-man parecía menos el típico tebeo de superhéroes y más una peli de acción a lo Jungla de Cristal, con un hombre-araña-Rambo-cyberpunk reventando hordas de robots mientras la UZI del cyborg Deathlok escupía toneladas de casquillos: KRAKASH! KKRUNKK! ZZRAK! ZZRAK! ZZRAK!

En Spider-man 11 aparecía otro cyborg, llamado (redoble de tambores)... CYBORG X


Ni Deathlok ni Cyborg X eran, como Terminator, "robots de fábrica", sino humanos reconstruidos con partes artificiales. Mientras al Deathlok original (el que aparece en Spider-man 11 es la tercera encarnación) lo reanima en un futuro alternativo "un malvado régimen corporativo y militar que ha conquistado los Estados Unidos", Cyborg X es un soldado de la Guerra del Golfo que se ofrece voluntario para ser "el primero de una nueva raza de supersoldados... un Capitán América para los 90". Argumento con tufo a Soldado Universal, cuyo tufo remite a su vez a esa CUMBRE del cine de acción y ciencia ficción de todos los tiempos titulada Robocop.

Fotogramas de Robocop (1987)

Lo del bueno, policía o soldado, muerto en acto de servicio y luego resucitado como cyborg, es que molaba mogollón. Aunque la primera vez que dibujé Super Cyborg pensaba en una guerra robot-contra-robot en un futuro postapocalíptico, luego me dije "mejor una guerra robot-contra-robot-contra-humano-contra-todo en Vietnam en el presente... o quizá en un futuro próximo para justificar ciertos avances tecnológicos".


¿Por qué en mi dibujo Vietnam, en vez de una jungla, es un desierto? Bueno, tenía ocho años y en mi imaginación se mezclaban la guerra de Vietnam y la del Golfo, no sé por qué.

Fotogramas de Rambo II (1985) y Rambo III (1988)

A continuación una preview de Super Cyborg no.1, dibujado a pilot sobre libreta de papel cuadriculado. El primer episodio, DESAPARECIDO, narra la muerte del prota en Vietnam en 1999, o sea cinco años en el futuro de entonces (¡atención al ramboniano "Dios mío, esto es el infierno"!). Con el fin de implicar emocionalmente al lector (un poco de drama, no todo va a ser BRAKKA BRAKKA), los cartuchos de pensamiento nos informan de que es padre de familia a lo John McClane ("espero que los niños estén bien en New Jersey") y quiere vengar la muerte de su amigo Willy, cuyo cuerpo "desangrado, muerto, olvidado" es mostrado en un dramático flashback con zoom-out. "John va a pagar muy caro", y es que, como veremos en el próximo post, a Willy lo mató John, un soldado alemán (un alemán llamado John, en un Vietnam que es Afganistán: Geografía e Historia).


Y por ahora ¡eso es to, eso es to, eso es todo amigos! Más muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario